ÁREAS DE INTERVENCIÓN:

Los diferentes trastornos psicológicos o comportamentales clinicamente significativos están asociados a un malestar general y a una pérdida o deterioro de funciones que anteriormente no suponían una dificultad. Una revisión de cada uno de ellos puede ser realizada en el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales).

  Pero, ¿cuáles son esos problemas de los que habla el DSM-IV y que el psicólogo puede tratar para mejorar mi calidad de vida?.
  • Dificultades para dormir: no poder dormirse o despertar a lo largo de la noche impidiendo el descanso pueden tener causas psicológicas que deben ser corregidas.
  • Dificultades para hablar con los hijos, para relacionarse con la pareja, con los amigos: la carencia de habilidades sociales y de comunicación convierten muchas veces nuestras relaciones en conflictos de los que no sabemos salir.
  • La tristeza, la pérdida de interés por lo que nos rodea, la frustración, la falta de apetito, las dificultades de concentración, el no poder dormir...: son síntomas que muchas veces esconden una depresión que nos hace infelices y no nos permite disfrutar de nuestra vida.
  • La ansiedad, el nerviosismo, la inquietud, las preocupaciones excesivas, el miedo a estar enfermo físicamente...: de nuevo síntomas que necesitamos conocer,eliminar o controlar si queremos mantener nuestro equilibrio y no perder el control de nuestra vida.
  • Disfrutar del sexo a veces se convierte en un objetivo imposible y a pesar de la vergüenza debemos buscar ayuda profesional para poder recuperar o incluso iniciar un vida sexual sin complejos ni miedos que nos incapaciten.
  • Dificultades de memoria, capacidades cognitivas reducidas no siempre asociadas a una enfermedad física que nos pueden preocupar tanto de nosotros mismos como de familiares de nuestro entorno que requieren nuestra atención y que necesitan ser estudiadas.
  • Peritaciones de familia: situaciones de separación-divorcio pueden requerir de estudios psicológicos para que se tomen correctas decisiones judiciales a nivel de custodia de los hijos.
  La vida puede enfrentarnos a muchas situaciones en las que no estamos preparados para hacerles frente y respondemos de una forma incorrecta que termina convirtiendo nuestra propia vida en algo doloroso, triste, ajeno a todo lo que siempre hemos querido. Es el momento de poner fin a todo ese sufrimiento y miedo para pedir ayuda especializada que nos haga crecer, madurar,  aprendiendo habilidades y herramientas que nos permita afrontar nuestros problemas.
 
www.psicologosenoviedo.es    Dra. Sonia González González

www.psicologosenoviedo.es    Dra. Sonia González González